CRÍTICA DE "EL FRAUDE"

“El fraude” es una acertada radiografía de los agitados y convulsos tiempos que nos han tocado vivir. Y sin duda que se va a convertir en una de las películas arquetípicas sobre la crisis económica que nos está sacudiendo en la actualidad. Describe, con un sobrio Richard Gere como protagonista y una siempre fiable Susan Sarandon, la caída de un tiburón de las finanzas que nunca llegó a pensar que la crisis pudiera llegar a tocarle y hundirle, y reaccionada demasiado tarde a sus consecuencias y sus efectos. Todo ello combinado con la trama secundaria de la amante del protagonista, que podía haber dado mucho más juego, (con una fría e impersonal Laetitia Casta como Artista). De todas formas, “El fraude” es una película muy estimable y de una factura técnica impecable, y de la que resulta bueno destacar hasta tres escenas sacadas de un guión convincente. Que son, a saber: El descarnado diálogo en un parque entre el protagonista y su hija, el diálogo entre el protagonista y el comprador de su empresa caída en desgracia en una cafetería y el diálogo final entre la pareja protagonista, que marcará un antes y un después en su tormentosa relación, pues si la película trata sobre la crisis, su relación también está en crisis, aunque pretendan guardar las apariencias.
Advertisements

CRÍTICA DE "FIN"

La particular aportación del Cine español al Apocalipsis en este año de profecías mayas. Esta es una película muy valorable, pues en todo momento logra mantener la intriga sobre lo que está sucediendo.
Los protagonistas son un grupo de amigos, en un principio bien avenidos, pero cuya convivencia se va resquebrajando a partir de sus peculiaridades, (el honrado currante, el bohemio artista, el seductor, la mujer traumatizada, la chica que no sabe muy bien dónde se ha metido, etcétera),  del mcguffin de un misterioso y esquizofrénico amigo que nunca aparece, (está internado en un psiquiátrico), y de un enigmático resplandor que ilumina el cielo.
Los personajes van desapareciendo de manera inexplicable, (guardando un cierto parecido con “La carretera”, de Cormac McCarthy), hasta desembocar en un fin al que sólo llegan vivos la pareja que abría la historia, siempre con el bloc de dibujos del nunca aparecido amigo enajenado como hilo conductor.
En resumen, es una película muy entretenida y que nunca pierde el interés.

CRÍTICA DE "LO IMPOSIBLE"

La película que ha batido todos los récords del cine español es una historia que, desde un principio, estaba planificada y rodada para obtener el respaldo mayoritario de los espectadores que acudan a verla, pero también para contar como detractores con los enemigos de las historias lacrimógenas. Aunque he de decir, no obstante, y por fortuna, que “Lo imposible” no es una película que se recrea en el dolor de las víctimas del terrible tsunami que asoló las costas de Tailandia allá por el año 2004. Es una película que cuenta, de forma fidedigna y enternecedora, sin caer en un acentuado sentimentalismo, las peripecias de una familia española separada por la catástrofe. Las escenas de las gigantescas olas tragándose todo lo que encuentran a su paso impresionan. A partir de entonces, se produce una divergencia en la película, que describe, por un lado, las experiencias de la madre y el hijo mayor, y por otra parte, las del padre y los dos hijos pequeños. Estas dos historias que discurren paralelas durante la mayor parte del metraje, acaban por unificarse en un hospital donde la madre librará un combate con la muerte del que saldrá vencedora. En este sentido, el guión sabe como producir ansiedad en el espectador, pues lo involucra de tal manera en la historia, que éste llega a observar con impaciencia como los miembros de la familia son partícipes de un frenético juego del gato y el ratón dentro y fuera del hospital hasta producirse el feliz reencuentro. La familia ha sobrevivido al infierno  y ha vuelto a nacer, como todos nosotros cuando salimos de visionar esta película.

CRÍTICA DE "LOOPER"

“Looper” es una de las tres mejores películas de ciencia-ficción de los últimos años, (junto a “Distrito 9” y “Origen”). Como la icónica película de Christopher Nolan, aborda el siempre interesante y atrayente tema de los viajes en el tiempo y las realidades paralelas. Y lo hace con una producción modélica y un guión excepcional de Rian Jonson. Por su parte, los protagonistas, Bruce Willis, Joseph Gordon-Lewit y Emily Blunt, bordan sus papeles, dotando a la historia de un realismo y una verosimilitud no muy propias de este tipo de producciones. Es una historia distópica, con una mafia que controla el presente y el futuro de una sociedad desorientada, liderada por un soberbio Jeff Daniels, que nunca ha estado mejor. La película se desarrolla a diferentes niveles, (como sucede con “Origen”), que pueden llegar a confundir, pero si se llega a estar mínimanente atento, el espectador sabrá encajar bien todas las piezas de este elaborado rompecabezas. En definitiva, “Looper” es una película muy recomendable y entretenida.

CRÍTICA DE "SALVAJES"

Esta es la última película de Oliver Stone. Una película que ha de ser aceptada como un mero y disfrutable entretenimiento, sin mayores pretensiones. En “Salvajes”, Oliver Stone vuelve a abordar uno de sus temas preferidos, (aparte de sus contraproducentes y polémicos Documentales con algunos de los líderes más significados de la América Latina), que no es otro que las drogas y el eterno debate sobre su legalización, (como ya hizo con sus anteriores trabajos como guionista, “El expreso de medianoche” y “Scarface: El precio del poder”, y como Director, con “Giro al infierno”). La película discurre con un inequívoco estilo tarantiniano. Trata de una improbable, o vaya uno a saber con los tiempos que corren, probable historia protagonizada por tres jóvenes que componen un trío a lo “Jules y Jim”, poseedores de un desahogado tren de vida gracias a la marihuana, que se han de enfrentar con un cartel narcoterrorista dirigido por una viuda mexicana, una viuda muy negra. En este sentido, decir que tanto Salma Hayek como Benicio del Toro están soberbios en sus respectivas interpretaciones como personajes secundarios de la trama, mejor que el trío protagonista. El final, al más puro estilo de Michael Haneke en “Funny games”, ofrece, valga la redundancia, dos finales alternativos del que particularmente me quedo con el primero. En resumen, que “Salvajes” es una película entretenida, para pasar un buen rato, sin mayores pretensiones, sin más ni menos, ni menos ni más.

CRÍTICA DE "MÁTALOS SUAVEMENTE"

Una de las mejores películas del año. Esta es la calificación que me merece el nuevo proyecto del Director australiano Andrew Dominik, (que ya dio buenas muestras de su valía con el apreciable y crepuscular Western “El asesinato de Jesse James por el cobarde Tom Ford”).
Realmente esta es una película sin fallo o laguna digna de mención. El guión está perfectamente construido, con unos diálogos muy bien trabajados e interpretados, (en este sentido, hay que destacar las conversaciones en el interior de un coche, con un soberbio Brad Pitt, y el diálogo final en un bar, con la acertada expresión de que América no es más que un negocio).
La atmósfera está igualmente lograda, situándose la acción durante el período electoral que llevaría a Barack Obama a convertirse en el primer Presidente negro de la Historia de los Estados Unidos, justamente en los albores de la crisis económica que aún estamos padeciendo.
Y como ya he dicho, aparte de Brad Pitt, el resto del reparto borda sus papeles, sobre todo un recuperado para la causa Ray Liotta y un James Gandolfini en estado de gracia, como un desganado y vicioso matón, que nos remite directamente al personaje de la Serie “Los Soprano”. Aunque para matón sotisficado y elegante, pues eso, Brad Pitt.
Para rematar la faena son unos ladrones, que inspiran más pena y compasión que temor, lo que desencadenan la venganza de los mafiosos aficionados a las timbas.
En definitiva, una película completamente recomendable a la que no se le puede poner ningún pero.

CRÍTICA DE "SINISTER"

Dentro de las películas de terror de nueva hornada, en los últimos años está destacando un resurgir del subgénero de las casas encantadas, (siendo “Insidious”, “La mujer de negro” y “El misterio de Rockford” como las más conocidas). Incluso esta circunstancia se ha llegado a encuadrar dentro del contexto de esta feroz crisis económica que nos tiene asfixiados, pues ya ni siquiera la casa de cada uno, (antes calificada por muchos como el lugar del descanso del guerrero),  es un refugio seguro en el que poder revitalizarse anímicamente. Decidí asistir al cine a ver esta película con el temor de que fuera como otras producciones similares que he visto últimamente, (como sucedió con “Insidious”). A saber: Que después de un inicio prometedor y un desarrollo más o menos equlibrado, el Guionista y el Director no supieron por dónde seguir para acabar la historia dignamente y se metieron en un callejón sin salida, con resultados esperpénticos. Pero no sucede lo mismo con “Sinister”. Puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que “Sinister” es una de las películas de terror mejor y más originales del nuevo siglo, junto a “La mujer de negro”. Ofrece un guiño nostálgico hacia el pasado, con la cámara súper 8 y las cintas que el protagonista contempla impactado y sumergido en los efluvios etílicos. Los sustos, los sobresaltos que te hacen removerte en  la butaca están muy bien planificados y su distribución estratégica a lo largo de la película es inmejorable. Todo ello convenientemente aderezado con una leyenda del folclore más profundo de la que proviene la escalofriante entidad de la película, conformando un cóctel explosivo. Y rematado con un final que nos deja desalentados y sin capacidad de respuesta, sin capacidad de reacción.